Rehisa Resortes
C o n t a c t a n o s:

telefono 01 800 221 49 40

correo ventas@rehisaresortes.com


Producir un resorte requiere de un proceso tecnológico logrado de principio a fin por especialistas. Recuerde que existen resortes para cada industria como la automovilística, la aeroespacial y la de bienes de consumo. Y su uso puede ir desde una válvula hasta un bolígrafo, pasando por, interruptores eléctricos, accesorios para mangueras y suspensiones, entre otros. Aquí le explicamos un poco sobre el proceso de fabricación de los resortes:

1. Enrollado en caliente

Los resortes son enrollados en temperatura muy caliente que alcanza los 900 grados centígrados. En este proceso la barra de acero de alta calidad conquista la forma de espiral. La temperatura es clave para garantizar la nueva forma del acero y poder lograr el posterior temple.

2. Templado
En este punto se endurece y consolida el material, en este caso, el acero. Para ello debemos enfriar velozmente el resorte de los 900ºC que tenía en el paso anterior a temperaturas que rondan los 60ºC.

3. Revenido
Ahora debemos volver a incrementar la temperatura de las piezas para alcanzar los 400ºC, en este paso el acero reforma su disposición interna, elimina las tensiones y obtiene su elasticidad clave para convertirse en un resorte. Aquí debe desaparecer cualquier posibilidad de puntos de quiebres dentro de la longitud del resorte.

4. “Shot Peening”
Llega el turno de disparar micro-esferas de acero contra el resorte, de esta manera se elimina la posibilidad de que existan micro-fisuras en el material y se incrementa la vida útil del resorte en un 100 por ciento. También se le da así un mejor acabado. A este proceso se le llama “Shot Peening”.

5. Rectificado
En algunos resortes, como los regulables, las puntas son rectificadas en plano. Esto también le da una mayor calidad a nuestros productos.

6. Prensado
Aquí comienza el proceso final de la fabricación del resorte. Se comprime o aprieta el resorte hasta que se toque sus espiras, así se asegura que la pieza no modificará su altura durante su utilización. Esto es lo que posteriormente no permitirá que el espiral ceda o se deforme.

7. Medición
Cada resorte se mide para que esté justo en lo que las especificaciones exigen. Este paso es una inspección a la que se someten los resortes.

8. Pintura
Posterior a la inspección los resortes se someten a pintura para dar un resultado más presentable. Esto, además, da protección ante el óxido.

En Rehisa Resortes nos ocupamos en darle la mejor calidad durante cada paso del proceso. Esto lo obtiene Rehisa gracias al uso de la mejor tecnología a la disposición de usted como cliente. ¡Contactenos!