Rehisa Resortes
C o n t a c t a n o s:

telefono 01 800 221 49 40

correo ventas@rehisaresortes.com


Los resortes son piezas elementales en el funcionamiento de cientos de máquinas, entre sus funciones principales está la absorción de energía o cargas de choque, por ejemplo para la suspensión de vehículos, además funcionan también como fuentes de energía, ejercen fuerza, absorben vibraciones y convierten deformaciones en fuerza.

Estos elementos deben fabricarse con altos estándares de calidad y cumplir ciertos requisitos principales como son: contar con una elevada resistencia máxima de fluencia y de fatiga, así como tener un bajo módulo de elasticidad.

Los resortes se fabrican con diferentes tipos de acabados de acuerdo al uso, entre los más comunes se encuentran los de acero de medio y alto carbón y los de aleación que son laminados o estirados en frío o en caliente, aunque también se utilizan aceros inoxidables, latón, bronce y cobre.

A continuación le decimos algunos de los materiales más comunes para la fabricación de resortes.

Alambre estirado en frío: es el acero de resorte de uso general y de costos menores. Suele utilizarse en la fabricación de resortes cuando la exactitud, deformación o duración no son muy importantes, por lo que no son adecuados para cargas variables o de impacto.

Alambre revenido en aceite: aunque es de costos mayores tampoco se recomienda utilizar para cargas variables, la mayoría tiene un diámetro de 3 a 12 mm.

Alambre para cuerda musical: es considerado de los mejores, tiene mayor resistencia a la tracción, la fatiga, además de ser más tenaz. Se utiliza en la mayoría de la fabricación de resortes pequeños.

Al cromo-vanadio: es el acero aleado que se utiliza para aplicaciones que requieren realizar esfuerzos más elevados que los que pueden soportar los aceros duros al carbono, así como en los que requieren altas resistencias a la fatiga y durabilidad. Se caracterizan por soportar cargas de impacto y es muy común que se use en válvulas de motores de avión.

Al cromo-silicio: es el segundo más resistente después del alambre para cuerda musical. Es muy recomendado para aplicaciones con altos esfuerzos donde es necesario que tenga tenacidad y gran duración.

Los alambres deben fabricarse con el material adecuado con base en la función que va a desempeñar, de lo contrario se corre el riesgo de que no resista la fuerza aplicada y se rompa provocando la avería de todo el sistema. Además contamos con otros productos como anclas refractarias, así como formas de alambre que podemos realizar con base en los requerimientos que tenga.

En Rehisa Resortes somos fabricantes de resortes y podemos ayudarlo a elegir el correcto.