Resortes, piezas fundamentales en juguetes y productos infantiles

El año está por terminar y además de ser una época de muchas celebraciones, también se caracteriza por ser una temporada para dar regalos como símbolo del aprecio hacia nuestros seres queridos, en especial para los niños, quienes esperan con emoción recibir obsequios. La mayoría de estos presentes para los pequeños suelen ser juguetes, los cuales se fabrican con especificaciones determinadas y algunos cuentan con importantes sistemas donde la ingeniería se pone en práctica.

Una pieza fundamental que está presente en la construcción de muchos juguetes son los resortes. Algunos son imposibles de ver porque son cubiertos por la estructura externa del mismo juguete, y otros en cambio, son muy visibles y es más fácil comprender la importancia de su funcionamiento.

Un ejemplo claro es el brincolín, también conocido como trampolín o camas elásticas. Esta estructura puede encontrarse en diferentes tamaños, los que son más pequeños son utilizados incluso como un instrumento para ejercitarse, en cambio, los de mayor tamaño son los que se colocan en los patios traseros o durante las fiestas infantiles para que los niños puedan subirse y brincar sobre ellos.

El brincolín se caracteriza por tener una lona elástica que está unida a una estructura metálica mediante muelles que sujetan toda la tela de salto, sin ellos, el trampolín no podría funcionar correctamente. Por lo tanto los muelles tienen que ser de calidad y tienen que ser de un acero resistente capaz de evitar todo tipo de corrosión, sobre todo porque la cama elástica puede sufrir efectos adversos debidos al mal tiempo como la lluvia o el viento.

Otro ejemplo son los juguetes de cuerda, como esa cajita que ocultaba un muñeco en el fondo y al girar la manija salía disparado sorprendiéndonos. Este juguete funciona gracias a la energía potencial, cuando se le da cuerda al juguete la energía de la cuerda es transferida al mecanismo de almacenamiento, esta energía potencial se almacena en las curvas de metal del resorte mientras son comprimidas.

La bicicleta es otro objeto que tiene resorte, el cual se ubica en la suspensión de la misma, la cual sirve para amortiguar cuando se pasa sobre un terreno difícil. Muchos de los mecanismos amortiguadores añaden peso a la bici, pero sin duda son importantes porque aumentan la comodidad, el rendimiento y la capacidad de control en una carretera complicada.

Como podemos ver existen varios objetos que utilizan resortes para su funcionamiento, desde algo tan grande como un brincolín, hasta algo de menor tamaño, por ejemplo las libretas que usan los niños para ir a la escuela tienen espirales metálicos que tienen la forma del resorte y sirve para mantener las hojas agrupadas.

En Rehisa Resortes somos fabricantes de resortes, si no encuentra la medida o forma que requiere, nosotros lo fabricamos con las especificaciones que necesite.